Parabolt

Guía Completa para Emprendedores Principiantes

Descubriste un problema, lo validaste, se te ocurrió una idea de solución y tenés una pizarra llena de colores, post it y comentarios al margen... ¿Y ahora? Llegó la hora de bajar todo lo que pensaste a la realidad para evaluar si lo que querés hacer es viable y tiene verdadero potencial de convertirse en un negocio. Te invito a que veamos juntos cómo materializar todo lo que envisionaste y cuáles son los pasos que podés seguir para lograrlo en poco tiempo y de manera ágil.

Hoja de ruta

Primero lo primero, tenés que saber a dónde vas y cómo te vas a dar cuenta que llegaste. Para eso, es indispensable volcar los pasos a seguir en una hoja de ruta. Esto debería funcionar como un mapa al que se vuelve una y otra vez para revisar el camino elegido y evaluar si es conveniente tomar una ruta alternativa.

¿Qué debe contener este mapa?

  1. La solución: ¿qué hace y qué problema busca resolver?

  2. La oportunidad: ¿para qué voy a crear esta solución? Una breve descripción de la oportunidad detectada en el mercado y cómo tu producto o servicio puede beneficiar a otros.

  3. Los beneficios de la solución: ¿en qué se destaca? ¿tiene alguna ventaja sobre la competencia? ¿Cómo funciona? ¿Por qué los clientes van a elegir mi solución?

  4. Tus usuarios: ¿para quién es tu solución? ¿Cómo es esta persona, cómo piensa, dónde vive, qué quiere, qué hace, qué sueña? ¿Cuántos hay?

  5. La competencia: ¿alguien en el mercado ofrece lo mismo o algo similar? ¿Cómo les va?

  6. La viabilidad: ¿cómo se implementará la tecnología? ¿existe la tecnología necesaria para construir la solución? ¿Es escalable? ¿Es viable financieramente?

  7. La Inversión: ¿cuánto capital inicial necesito? ¿Cómo se distribuirá? ¿cuándo espero recuperarlo?.

  8. El equipo ideal: ¿qué roles son necesarios para crear esta solución y llegar al mercado? ¿Qué habilidades se necesitan?

  9. Métricas: ¿cómo me doy cuenta que estoy teniendo éxito? ¿Qué necesito chequear para medir que voy por buen camino?

Una vez que la hoja de ruta está creada, es importantísimo validar lo que querés hacer para no perder tiempo ni plata. Esta es una práctica fundamental que utilizan todos los emprendedores que lograron escalar sus negocios.

Validación

¿De qué se trata? Primero hay que comprobar el concepto central de tu solución con quienes serán tus usuarios. Un error muy frecuente que cometen algunos emprendedores es pensar que “porque a mí me gusta a todos les va a gustar”. Y a quien verdaderamente tiene que servirle tu solución es a quién va a pagarte por tenerla o usarla. Para obtener esta información, no hace falta invertir mucho tiempo o dinero, solo alcanza con tener creatividad y cierta curiosidad para ir experimentando y construyendo tu producto a partir de la info que vas adquiriendo.

Por ejemplo, cuando los fundadores de Airbnb comprobaron que existía un problema habitacional en San Francisco, pensaron que sería una buena idea de negocio alquilar habitaciones dentro de un departamento. Para validar que los viajeros pagarían por alojarse en estos dormitorios en lugar de un hotel o hostel, sacaron fotos de su departamento y crearon una landing page publicitando el alquiler. Recibieron tres contactos de personas dispuestas a pagar USD 80 por la habitación y luego siguieron recibiendo consultas de personas de todo el mundo que buscaban un lugar para quedarse en la ciudad. Así fue como empezaron a aprender sobre lo que necesitaban sus usuarios y a construir gradualmente lo que sería una plataforma que llegó a valer +10 B.

Una vez que el concepto clave de tu negocio está validado, solo queda la hermosa tarea de hacer crecer tu propuesta de valor con nuevas funcionalidades y servicios, validando cada nueva adición antes de implementar.

Crear una hoja de ruta y buscar validar cada paso que das, sin dudas aumentará tus chances de éxito y evitará que pierdas tu valioso tiempo recorriendo un camino equivocado.

@Marcela Villalba Ortiz
#Emprendedores #Startups #FastMVP

¿Querés emprender con nosotros?

En menos de 10 semanas te ayudamos a armar un MVP para validar tu idea..

¡Hablemos!

Te puede interesar