Parabolt

Lecciones Aprendidas de Innovación Corporativa

Hace tiempo que trabajo para grandes corporaciones en proyectos de innovación (mayormente, nuevos modelos de negocios y transformación cultural) y me di cuenta de que hay varias cosas que las empresas tienen en común, como equipos que trabajan en silos o una cultura interna donde la política le gana a las ideas.

Lo que más me llama la atención es la facilidad con la que la gente que trabajamos en las corporaciones tendemos a estigmatizarlas diciendo que son burocráticas, duras para abrazar el cambio y trabajan con poca agilidad, aludiendo a que “las cosas siempre se hicieron así”.

Esos conceptos son los que viajan en el inconsciente colectivo, pero no por eso resultan del todo cierto (aunque la historia está plagada de ejemplos que lo prueban). Lo que sucede es que las compañías están formadas por personas y las personas somos complejas; nos resulta antinatural transformarnos ya que requiere una gran cantidad de energía y esfuerzo.

Lo curioso de esto es que cuando hablamos de startup viajan en ese mismo colectivo los conceptos de agilidad, innovación y velocidad, a pesar del hecho de que también están conformadas por personas que resultan igual de complejas que las que trabajan en corporaciones.

Después de preguntarme algún tiempo el por qué de esta situación, llegué a una conclusión que me deja tranquilo, porque la característica inequívoca de todas las startups del mundo es que ¡les falta todo! Como no tienen dinero, ni acceso a grandes fuentes de recursos, se ven forzadas a acelerar cualquier proceso y a innovar y transformarse de manera constante para poder sobrevivir.

Pensar, hacer, innovar como startup

Acá es donde encontramos la clave de la cuestión y donde aparece el valor de trabajar en innovación con grandes corporaciones: ¿qué pasa si trabajamos como una startup dentro de una gran corporación? Si lo logramos, vamos a estar en el mejor de los escenarios para trabajar, porque vamos a poder abrazar la incertidumbre, vamos a avanzar y tumbar cualquier barrera organizacional y ante cualquier problema que aparezca siempre nos vamos a poder dar vuelta y encontrar el soporte de las empresas más grandes del mundo, con mayores recursos, conexiones y profesionales de excelencia.

La tarea no es simple y demanda un consumo de energía exponencialmente mayor al que demanda la tarea diaria. Hay que batallar duro contra la cultura, el mindset, los prejuicios, la tentación a demonizar nuestras propias organizaciones y la resiliencia; pero al final del camino, cuando nos damos cuenta que podemos trabajar como una startup dentro de una gran corporación, que ganamos tracción, podemos cambiar de direccion con velocidad y las cosas suceden podemos mirar para atrás y mirar con una sonrisa el camino recorrido.

@Leandro Rotenberg
#Emprendedores #Startups #InnovaciónEmpresarial

¿Querés adoptar una mentalidad startup?

Nuestro experimentado equipo te puede acompañar a que lo logres en poco tiempo..

¡Hablemos!

Te puede interesar